Páginas vistas en total

Follow by Email

lunes, 2 de febrero de 2015

PARÁBOLA DE LA FELICIDAD



PARÁBOLA    DE   LA    FELICIDAD

 El  profesor  Sigma dió  un grito de alegría. Por  fin , después  de años  de pacientes investigaciones, había encontrado lo que buscaba :
La  molécula   E H  ( Eternal  Happiness )  es  la solución  definitiva  al   gran problema del sufrimiento humano, dijo ante un numeroso público en conferencia en la Universidad. Al  actuar  directamente  sobre los neurotransmisores del sistema límbico del  cerebro- explicó - una dosis  mínima es suficiente para sentir una  felicidad  incomparable , un orgasmo  psíquico que puede durar varios meses, sin necesidad de nuevas dosis. El  ser humano  nunca  ha sido feliz y esa es la causa de todo su  malestar, de todas  las neurosis, odios y guerras .Todo esto se acabará para siempre  gracias a mi descubrimiento…..
Pronto la maravillosa píldora fue  aprovechada por los  Gobiernos de  todo el mundo que empezaron a repartir gratuitamente dosis  masivas  de la milagrosa  substancia, la cual, efectivamente, produjo los efectos esperados. Los pobres  ya no volvieron a preocuparse por la falta de alimentos, vivienda o servicios públicos .Los ricos ya no se angustiaron más por los problemas de sus empresas, ni los políticos volvieron a pensar  en nuevas  guerras, ni  nadie volvió a abusar  de los demás, ya que  todo el mundo vivía  en un éxtasis permanente.
Al  trascurrir  algún  tiempo ya nadie quería  trabajar, ni los campesinos sembrar sus tierras, ni los obreros volvieron a las fábricas .Tampoco los empresarios  ni los empleados públicos querían hacer nada, pues nadie pensaba en algo distinto a pasársela en su casa disfrutando del gozo  indescriptible de la molécula de la felicidad.
A los pocos meses la situación era grave. Escaseaban los alimentos, no había servicios públicos, ni hospitales, ni  transporte. Pero  a nadie le importaba, pues hasta el propio Presidente de la República dejó  de ocuparse  de los asuntos del gobierno.
Afortunadamente  hubo  un error  de  planeación. Los empleados del laboratorio que fabricaba  la milagrosa molécula EH, también  la  tomaban , y  al no volver al trabajo  las existencias de la misma  se fueron agotando y poco a poco  todo volvió  a la normalidad.

Ha habido un error, reconoció  el profesor  Sigma  en rueda de prensa. La ciencia se basa en la experiencia y en  aprender de los errores , ningún experimento es exitoso desde el principio dijo justificándose. Además ,sólo últimamente  hemos descubierto que las ratas que sienten gran placer causado por un estímulo eléctrico mínimo, al fin muren  electrocutadas. Por ello  ahora nuestro equipo de investigación se dedicará a buscar una nueva molécula que impida que el ser humano anhele la felicidad, concluyó  el científico.

Parábola de la Felicidad